Aspectos Económicos de las Antiguas Civilizaciones




Aspectos Económicos de Mesopotamia.
En los principios de las civilizaciones la agricultura era la base de la economía, y en el caso de Mesopotamia no fue la excepción, pero al situarse fuera de las áreas donde es posible efectuar una agricultura de secano, la región estaría prácticamente deshabitada hasta que las técnicas de irrigación permitiesen ponerlas en valor, y todo esto debido a los fuertes aluviones que se desataban a cada rato en estas zonas. Pero conforme los años fueron transcurriendo, los vestigios arqueológicos ahí encontrados hacen suponer que se logró una agricultura desarrollada. Las posteriores transformaciones muestran la aparición de la cerámica y su evolución ininterrumpida hasta el periodo urbano. Resumiendo, en el estado actual de la investigación, parece poder afirmarse una ocupación esporádica del llano aluvial, de características imprecisas aún, pero que parece limitarse a nichos ecológicos precisos, que permitiesen una agricultura primitiva sin técnicas complejas y situadas en los fondos de los valles o en las zonas de montaña baja. La verdadera instalación en esta zona se hará progresivamente a partir del 6000 a.C. y por poblaciones capaces de dominar técnicas hidráulicas complejas.

El desarrollo de las manifestaciones socioeconómicas en las regiones de la Alta Mesopotamia, durante cerca de dos milenios, se halla estructurado inicialmente en torno a tres complejos culturales, denominados cultura de Umm Dabaghiyah, cultura de Hassuna y cultura de Samarra, a los que habría que añadir un cuarto, la cultura de Halaf, diferenciados al mismo tiempo por unas asociaciones recurrentes del registro arqueológico y por criterios de tipo cronológico y geográficos. A nivel socioeconómico se observan unas características generales comunes que evidencian la consolidación de las nuevas prácticas económicas y la progresiva adquisición de una complejidad social.

Aspectos Económicos del Antiguo Egipto.
Como muchas civilizaciones antiguas, Egipto baso su economía esencialmente en la agricultura, aprovechando que en su territorio existe el Río Nilo que con sus aguas regaba y fertilizaba la tierra que de otra manera solo hubiera formado un semidesierto estéril y pedregoso. La civilización egipcia se desarrollo en las márgenes del río, a lo largo de más de 1000 kilómetros. Hacia el año 3000 A.C, las aldeas y ciudades de esa región fueron unificadas en el gobierno por el faraón, que como buen monarca heredaba su poder a sus descendientes.

Como en el caso de Mesopotamia y de muchas otras civilizaciones de la época, la estructura socioeconómica tenía en la parte alta a los reyes (en este caso faraones) y a los sacerdotes, los cuáles eran seguidos por los comerciantes, artesanos y campesinos; dejando al final a los esclavos.

Aspectos Económicos de la Antigua Grecia
Se deja a un lado la agricultura como la base de la economía de la sociedad, y se comienza a dar prioridad a actividades como el comercio, pesca y navegación. Con eso se diversifica la sociedad griega, que le da más énfasis al crecimiento intelectual que al crecimiento espiritual, en comparación con las culturas babilónica y egipcia.

Un avance importante que es base de la economía actual se da con la aparición de las monedas, las cuáles sustituyen las transacciones de intercambio de productos por otros, otorgando un valor representativo a cada cosa, agilizando de esta forma el comercio. Atenas, Esparta, Macedonia y Alejandría fueron los centros de negocios más importantes de esa época de la cultura helénica.

Aspectos Económicos de la Antigua Roma
La cultura romana adapto muchos elementos de la cultura griega a todos sus aspectos sociales, culturales, económicos, etc. Es demasiada la influencia de los helénicos en la sociedad de la bota itálica, y eso se puede encontrar en la forma de gobierno (que bajo la figura del gobernador adoptó la república como sistema de administración de la sociedad), en las artes, en la división de la sociedad (que básicamente se dividía en los patricios, que era la gente rica y culta, y los plebeyos, gente inculta y sin mucho patrimonio.  También en Roma existían los esclavos, los cuáles no eran considerados ciudadanos como las clases sociales anteriormente mencionadas).

El comercio, la agricultura, la ganadería, la pesca y el cobro de impuestos a las colonias, eran la base del sustento del imperio romano.


Lo más popular de la semana

Sanely

Taya Valkyrie