Factores Bióticos y Abióticos de los Ecosistemas




Los factores bióticos en un ecosistema son los seres vivos como las plantas y los animales (Incluyendo al hombre).

Los factores abióticos también llamados (no vivos) son: el agua, el aire, la luz solar, los minerales, el suelo y la temperatura que determinan el tipo de plantas y animales que la habitan.

Las diferentes capas de atmósfera sirven de filtros al llegar la energía solar y otros factores a la superficie terrestre.

La luz solar proporciona energía vital para los seres vivos, principalmente a los vegetales, que son parte primordial en el inicio de una cadena alimenticia.

La temperatura es importante en los organismos, ya que no es igual para todas las plantas y todos los animales, aunque muchos vegetales y animales han podido adaptarse a las condiciones del medio ambiente.

Todos estos elementos provocan las diferentes formas de vida en las regiones naturales.

La flora y la fauna forman los elementos que tienen vida en un ecosistema, también los seres descomponedores o desintegradores pertenecen a ella y lo forman los seres microscópicos como hongos y moho.

La interacción del hombre con el medio y los cambios en los ecosistemas.
En cualquier ecosistema, los seres que lo forman compiten entre sí. Las plantas requieren de luz, agua, suelo, etc., y toda la comunidad que vive en una zona determinada lucha con sus propias características para obtener esos beneficios.

Los seres vivos no viven aislados, sino reunidos. Así observamos que hay organismos que forman grupos para defenderse, para obtener alimento y poder cumplir otras funciones, que aisladamente no podrían realizar.

Los seres de la misma especie se pueden agrupar en colonias, asociaciones, sociedades.

1. Colonias: Están formadas por individuos con características físicas iguales. Ejemplo: Los corales y madréporas (animal acuático que forma un banco).

2. Asociaciones: Están formados por organismos que buscan la seguridad al encontrarse en un grupo. Ejemplo: Caballos, Borregos, Vacas, Parvadas, Cardúmenes. El animal provisto de una fuerza física mayor, es el que guiará al grupo.

3. Sociedades: Están formadas por animales que ejecutan diversos trabajos, pero que tienen una actividad específica que realiza en coordinación con los demás. Ejemplo: Abejas y Hormigas.

El avance tecnológico y su capacidad intelectual, ha hecho que el ser humano sea el ser dominante del planeta Tierra, su trabajo se convierte en la destrucción de ecosistemas como: abrir caminos, arar la tierra, explotar los bosques, utilizar insecticidas para sus cultivos, etc.

Al destruir un ecosistema se corta una cadena alimenticia desapareciendo algún eslabón, esto ocasiona un desequilibrio al aumentar o disminuir sus individuos.

El ser humano debe reflexionar que no es posible alterar la organización natural de los ecosistemas, ya que puede ocasionar graves consecuencias para la misma humanidad.


Fuente: Ciencias Naturales 6, Editorial Progreso.

Lo más popular de la semana

Sanely

Taya Valkyrie