Política Monetaria




Así como el incremento o disminución de recursos provenientes del gasto público puede incidir sobre la renta disponible entre los agentes económicos y modificar el ritmo de inversión y consumo, y con ello de crecimiento económico, generación de empleo e inflación, otra modalidad de influir en el desempeño económico de un país es por medio del aumento o disminución de recursos monetarios, es decir, de dinero disponible para la realización de las actividades económicas. Ésta constituye una de las principales herramientas, o política económicas, con que cuenta el sector público para intervenir en la Economía.

Instrumentos de la Política Monetaria.
La política monetaria es el mecanismo mediante el cual el Estado controla la disponibilidad de dinero (oferta monetaria) por medios directos o indirectos, con la finalidad de propiciar la estabilidad generalizada de precios, el crecimiento económico, e incluso el tipo de cambio de la moneda nacional con relación a las divisas extranjeras. Los instrumentos con los que el sector público cuenta para llevar a cabo la política monetaria son:

·         Emisión de monedas y billetes: Que en términos económicos se denomina circulante.
·         Emisión de bonos o instrumentos de deuda: Que otorgan rendimientos periódicos a quienes los adquieren mediante los cuales el Estado se allega recursos monetarios de empresas y familias que deciden utilizarlos como herramientas de ahorro. Así como el Estado emite bonos, también puede recomprarlos posteriormente, con lo cual no sólo aumenta, sino que también disminuye la oferta monetaria disponible en una Economía. A este tipo de acciones se les conoce también como operaciones de mercado abierto.
·         Tasas de Interés: Que representan el costo del dinero. Dichas tasas pueden ser activas (determinan lo que cuesta a individuos y empresas pedir prestado dinero en el sistema financiero) y pasivas (aquellas que las instituciones bancarias pagan a sus ahorradores).
·         Encaje legal: Que constituye un porcentaje del total de los recursos monetarios que las instituciones bancarias poseen por concepto del ahorro de familias y empresas que las instituciones bancarias están obligadas por ley a mantener a disposición del Banco Central del país (en nuestra nación, el Banco de México).

El Estado emplea medios o instrumentos directos e indirectos para regular la oferta monetaria. Pues bien, los primeros son los que de manera inmediata modifican la cantidad de recursos monetarios disponibles en la economía (como la emisión de circulante), mientras los segundos lo hacen, de manera indirecta (como la modificación de la tasa de interés, que no representa el retiro o incremento de dichos recursos, sino que propicia que la conducta de empresas y familias se modifique, en cuanto a sus decisiones de ahorrar o invertir, con lo cual se modifica, en segunda instancia, la cantidad de circulante disponible en la Economía, es decir, la oferta monetaria).




Fuente: Vive la Economía 2 (Progreso Editorial).

Lo más popular de la semana

Sanely

Taya Valkyrie