Aspectos a considerar de la Política Económica




·         Con la finalidad de controlar y corregir los desequilibrios económicos provocados por el libre accionar de las fuerzas de mercado, el Estado debe intervenir para garantizar el cumplimiento de los objetivos y retos macroeconómicos. Dicha intervención o regulación pública de la actividad económica se guía por un conjunto de acciones, cuya intención es atender necesidades de corto y largo plazos, que se centran en la búsqueda de:

a)      Eficacia Productiva: Alcanzar niveles de producción suficientes para satisfacer las necesidades de la población, aprovechar de manera adecuada los factores productivos disponibles y generar fuentes de empleo.
b)      Equidad Distributiva: Propiciar que las riquezas y beneficios generados por el crecimiento económico sean aprovechados por todos los agentes económicos y los miembros de la sociedad en igualdad de circunstancias.
c)      Estabilidad: Atender los efectos de las fluctuaciones cíclicas de la economía y sus efectos sobre los niveles de empleo y precios.
·         La manera más efectiva para que el Estado intervenga en la Economía es la Política Económica, consistente en un conjunto de planes, estrategias y medidas adoptados para que el desempeño de las variables macroeconómicas permita el cumplimiento de los objetivos económicos de un país (crecimiento económico, pleno empleo, estabilidad financiera y de precios, así como distribución equitativa de la riqueza).
·         De acuerdo con el ámbito al que está enfocada, la política económica puede clasificarse en:
a)      Fiscal.
b)      Monetaria.
c)      Financiera.
d)      Cambiaria.
e)      Comercial.
·         Diversas escuelas económicas han formulado modelos, consistentes en la aplicación de las políticas económicas para alcanzar un desempeño que cumpla con los objetivos macroeconómicos. Entre dichas escuelas y modelos destacan el neoclásico y el keynesiano. El primero se enfoca predominantemente en el establecimiento de medidas e instrumentos para regular el desempeño macroeconómico en el largo plazo. Los planteamientos del modelo keynesiano se centran en la corrección de los desequilibrios económicos de corto plazo. Ambos aportan instrumentos de análisis de mucha utilidad, por lo cual, con frecuencia, se ha conjugado en su aplicación, para interpretar la realidad económica, en busca de alcanzar el mayor nivel de satisfacción y bienestar de la población.




Fuente: Vive la Economía 2 (Progreso Editorial).

Lo más popular de la semana

Sanely

Taya Valkyrie