Política de Comercio Exterior




También conocida como política comercial, es aquella que engloba al conjunto de medidas y lineamientos establecidos por el Estado, para regular los flujos y relaciones comerciales (importaciones y exportaciones de bienes y servicios) que cada país establece con el resto del mundo. Su objetivo es determinar el grado de contacto de productores y consumidores nacionales con los productos y servicios elaborados fuera de sus fronteras, determinando el nivel de apertura que se desea mantener para facilitar su libre intercambio y adquisición.

Mediante la política comercial, el Estado puede establecer medidas para modificar tanto los volúmenes de mercancías y servicios nacionales vendidos al exterior (exportaciones) como aquellos de origen extranjero, adquiridos por consumidores nacionales (importaciones). Con ellos se busca el crecimiento económico, la generación de fuentes de trabajo y la estabilización del nivel general de precios.

La política de comercio exterior se sirve de un conjunto de instrumentos que fomentan el desarrollo de determinadas ramas industriales, impulsan la exportación de bienes o servicios y modernizan la infraestructura productiva. De igual modo, reducen presiones inflacionarias y fomentan el incremento de la capacidad productiva nacional. Los principales instrumentos de dicha política son:

·         Aranceles o Impuestos a la Importación, que pueden ser aplicados como cuota fija por unidad o como proporción del valor total adquirido.

·         Licencias de Importación, mediante las cuales se debe solicitar un permiso especial, otorgado por el Estado, para la compra de determinados productos.

·         Restricciones cuantitativas, también aplicadas a la importación, mediante las cuales se establece un volumen máximo de adquisición del producto al que se aplique dicha restricción.

·         Otorgamiento de subsidios o recursos a productores nacionales, con la finalidad de reducir sus costos de producción, y así permitir que sus mercancías puedan ser vendidas en el extranjero a precios más bajos que los precios elaborados en otros países.

·         Reducción o Eliminación de Impuestos, a aquellos productores que vendan sus mercancías u ofrezcan sus servicios en el extranjero, lo cual les permite reducir sus costos y, de esta manera, ofrecer sus productos y servicios a precios inferiores que los generados por los productores de otros países.

·         Fomento de las Exportaciones, por medio de instituciones especializadas a promoverlas en el extranjero o bien mediante programas de otorgamiento de créditos a las empresas exportadoras.

·         Impuestos a la Exportación, que si bien se aplican de manera excepcional, tienen como finalidad garantizar el abasto de bienes y servicios considerados como prioritarios.




Fuente: Vive la Economía 2 (Progreso Editorial).

Lo más popular de la semana

Sanely

25 Preguntas de Historia Universal