El Tri sale respondón






La selección mexicana se hizo respetar en la edición de 1993 de la Copa América celebrada en Ecuador, y estuvo cerca de quedarse con el título en su debut en la Copa América, a la cual llegó como un ‘cómodo’ invitado.


La Selección Mexicana se convirtió en la revelación dentro de la Copa América Ecuador 1993. El cuadro nacional fue invitado por primera vez al torneo continental en el que pasó de un simple animador a protagonista al terminar como Subcampeón, sorprendiendo a propios y extraños.

México quedó en el grupo C con Colombia, Argentina y Bolivia; fue ahí donde se empezó a escribir una historia que estuvo a punto de concluir con final feliz, pero en encuentro por el título contra Argentina, Gabriel Batistuta acabó el sueño de todo un país que por primera vez veía a su equipo en un torneo de gran envergadura internacional, fuera de una Mundial.

La Selección tuvo un inicio incierto en el certamen tras caer 2-1 contra Colombia, con aquel gol ‘fantasma’ de Machala, obra de Aristizábal. Para su segundo partido enfrentó y hasta le dio toque a la albiceleste, al final fue un empate valioso 1-1. El boleto a la siguiente fase llegó con la igualada a cero con Bolivia.

En Cuartos de Final derrotaron con autoridad a Perú 4-2, entonces vino la prueba de fuego al enfrentar al local que había ganado todos sus partidos. Los mexicanos se plantaron con personalidad en un repleto Olímpico de Atahualpa y con goles de Hugo Sánchez y Ramón Ramírez, dejaron en el camino a Ecuador.

En la Final contra Argentina, México tuvo momentos de buen futbol, pero Batistuta ‘madrugó’ a la zaga azteca en dos ocasiones que terminaron en las redes, suficientes para llevarse el título.


Fuente: Por René Umanzor, Revista Récord Especiales. A la conquista de América, p. 32.

Lo más popular de la semana

Sanely

25 Preguntas de Historia Universal