Proteínas






Las proteínas forman parte importante en nuestros músculos, piel, huesos, corazón, pulmones y riñones.


Las hormonas y las enzimas tienen un componente proteico.

Las proteínas contienen carbono, oxígeno, nitrógeno, e hidrógeno.

Las proteínas tienen la función de regular los líquidos orgánicos, su acidez, la presión y el nivel de glucosa en la sangre. También actúan en el metabolismo y en el crecimiento, permiten que la sangre se coagule en caso de un accidente; permiten la transportación de oxígeno, dióxido de carbono y sustancias nutritivas por los conductos del torrente sanguíneo.

Las proteínas que necesitamos las podemos adquirir en todos los alimentos que comemos. Algunos alimentos contienen más proteínas que otros. Por ejemplo, la col y la lechuga tienen 1 o 2 % de proteína, mientras los alimentos de origen animal como carne, huevos, pescado y queso, son muy abundantes en proteínas, cuentan con un 25 % a 30 %. Los cereales como el trigo, el maíz y el arroz contienen un 10 %. Las papas y las zanahorias sólo tienen un 5 % de proteínas.

Un niño en crecimiento requiere en su dieta alimentos proteicos, para desarrollar músculos, huesos y tejidos nuevos, también un adulto que ha dejado de crecer requiere de proteínas, ya que necesita regenerar constantemente sus células.

Cerca de 40 gr. de proteínas necesita reemplazar al día un adulto. Una mujer embarazada necesita una cantidad superior de proteínas.



Fuente: Ciencias Naturales 6, Editorial Progreso.

Lo más popular de la semana

El sentido del olfato. Estructura, Función y Cuidados

Taya Valkyrie