Costas





La mayor parte de nuestro país está limitada por el mar. Dos océanos, un mar y dos grandes golfos bañan a la República Mexicana: el océano Pacífico y el Golfo de California por el oeste, el golfo de México y el mar Caribe por el este, ambos parte del océano Atlántico. México cuenta con más de 10000 km de costa y 5073 km2 de islas. Generalmente, cuando pensamos en la orilla del mar pensamos en playas y arena, pero no todas las costas son iguales.  En el lado oeste hay grandes acantilados e islotes rocosos dentro del mar; excepto en las principales bahías, las playas son angostas y las olas altas. Aquí predomina la erosión marina y la tierra cede terreno al mar. En el golfo de México hay extensos pasajes arenosos y anchas playas que a veces forman grandes campos de dunas; la pendiente de la costa es menor, el mar es menos profundo y el oleaje más suave. Ahí se depositan muchos sedimentos y la superficie terrestre crece a costa del mar. En el Caribe, el clima cálido y las aguas transparentes y calmadas favorecen el crecimiento de los arrecifes de coral, que con el tiempo se convierten en bajos, islas e islotes. Las islas del Atlántico son bajas, de origen coralino o sedimentario; las del Pacífico son escarpadas, elevadas y su origen es resultado del vulcanismo o del hundimiento de algunas partes de la costa. El mar nos puede proveer de una gran cantidad de alimentos, pero para ello hay que regular la explotación de los recursos marinos evitando la pesca excesiva y la contaminación.


Costa de Michoacán.
A lo largo de 200 km, el océano Pacífico se encuentra con la sierra de Coalcomán y forma un litoral agreste donde son comunes los grandes acantilados, que en Tizupan llegan a los 300 m de altura. La desembocadura de los ríos que bajan de la sierra forma pequeñas playas y esteros rodeados de rocas. San Juan de Alima, Maruata, Boca de Apiza, Cachán, Caleta de Campos o Playa Azul son algunas de las opciones que esta costa ofrece al vacacionista. Poco afectada todavía por el turismo, esta región tiene grandes áreas que aún no han sido modificadas por el ser humano. Hasta hoy no existen reservas que protejan esta riqueza natural.

Golfo de California.
Llamado mar Bermejo por Hernán Cortés, éste es uno de los mares más ricos en pesca del planeta. Sus sedimentos, traídos por el río Colorado, son la base de una larga cadena alimenticia que incluye tiburones, peces vela, mantarrayas y varias especies de ballenas. Esta riqueza contrasta con las orillas desérticas del golfo de California; la costa es accidentada y existen numerosas islas: la de Tiburón, Ángel de la Guarda, Cerralvo, Carmen y San José son las más importantes, casi todas están deshabitadas. En ellas se refugian enormes colonias de reptiles y aves que se alimentan de peces, al igual que varias manadas de lobos marinos.

Isla Guadalupe.
Esta isla es la parte más occidental de nuestro territorio; se encuentra a 320 km del puerto de Ensenada en medio del océano Pacífico. Es una enorme mole rocosa de 35 km de largo por 8 de ancho, es la parte más alta de las islas mexicanas con 1400 metros sobre el nivel del mar. Está rodeada por acantilados que en la costa norte rebasan el kilómetro de altura, los más altos del continente. En esta isla se desarrollaron especies únicas en el mundo, como el caracara y el petrel de Guadalupe, ahora extintas. La introducción de cabras ha destruido los bosques de la isla, que aún es refugio del elefante marino y la foca fina de Guadalupe.

Bahía de Acapulco.
Al pie de la Sierra Madre del Sur, se extiende la planicie costera del Pacífico, constituida por lagunas, esteros y desembocaduras de ríos interrumpidos a trechos por cerros y acantilados. Frente a la playa, el continente se sumerge hasta los 5000 m bajo el mar en una profunda fosa, cuyo desnivel total es de 8000 m. Acapulco es una bahía, o entrada de mar, formada por el hundimiento de una de las paredes de la Sierra Madre del Sur en el océano Pacífico. Aquí se reúnen montañas de 1000 m de altura, acantilados, playas e islas. El abrigo de los cerros impide la llegada de vientos invernales, por lo que el clima es cálido y húmedo durante todo el año.

Archipiélago Revillagigedo.
Es un conjunto de islas e islotes de roca separados entre sí por varios cientos de kilómetros, perteneciente al estado de Colima. Su nombre proviene del apellido de un virrey de la Nueva España. Socorro, la Isla más cercana al continente, está a 500 km al oeste de cabo Corrientes; es un volcán que se levanta 1050 metros sobre el nivel del mar. San Benedicto es la más reciente de las islas mexicanas; carece por completo de vegetación. Clarión es la Isla más alejada del conjunto; es el resto de un volcán de forma rectangular de 8 por 3 km. En medio del archipiélago se encuentra Roca Partida, un par de islotes de menos de 100 m de altura.

Costa del Caribe.
La costa oriental de Quintana Roo es famosa por sus playas de arenas blancas y sus mares cálidos. La falta de corrientes superficiales en la península de Yucatán hace que las aguas del Caribe sean cristalinas, pues no hay sedimentos que las oscurezcan y el sustrato calizo les da un tono turquesa. Es el medio ideal para el desarrollo de arrecifes de coral, en los que abunda una gran cantidad de especies marinas de vivos colores. Palancar, Banco Chinchorro, Cozumel, Isla Mujeres y Xel – Há son algunos lugares donde los buceadores pueden conocer este impresionante mundo submarino, además de explorar cenotes y cavernas inundadas por el mar.

Laguna Madre.
Esta enorme albufera, o depósito natural de agua, ocupa casi toda la costa tamaulipeca, desde la desembocadura del río Soto La Marina hasta muy cerca de la frontera con Texas. La Laguna Madre se extiende por más de 220 km de norte a sur, y su anchura varia de 4 a 35 km. Una gran barra o cordón litoral, conocida como isla Padre, separa la laguna del mar abierto: es un delgado conjunto de dunas con varias aberturas, que pueden cambiar con la fuerza de algunos huracanes. La evaporación y las escasas lluvias en la zona producen una elevada salinidad en el agua, en la que sólo algunas especies de plantas y animales pueden subsistir. 


Fuente: Bancomer – Álbum de la Naturaleza de México, p. 14 – 15.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Ciencias Naturales

25 Preguntas de Administración