Los costos de fianza y la pérdida residual










Los costos de fianza.
Los costos de fianza son aquéllos en los que incurren los agentes para asegurarse de que actuarán en sintonía con los intereses de los principales. Así, por ejemplo, un directivo puede realizar un contrato que le obligue a permanecer en la empresa aún cuando ésta sea adquirida por un tercero; en este caso el directivo está incurriendo en un coste implícito al renunciar a otras oportunidades de empleo alternativas. Las horas extras no remuneradas realizadas por los empleados pueden ser otro ejemplo de costos de fianza en los que un agente puede incurrir.


La pérdida residual.
Incluso cuando los sistemas de seguimiento y de fianza son utilizados convenientemente puede existir alguna divergencia entre los intereses del principal y el del agente. El coste resultante de dicha divergencia se denomina pérdida residual. Ésta es el coste implícito que resulta de la imposibilidad de alinear perfectamente los intereses del agente y del principal, a pesar de haberse incurrido en costes de seguimiento y de fianza.



Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Historia Universal